Los Verdes
ornement

CONFEDERACIÓN ECOLOGISTA - PARTIDO ECOLOGISTA

  | Buscador | Enlaces | Contacta |                                       
  
      

 

LO QUE DICE EL

TRIBUNAL DE CUENTAS (VII)

 

Secciones

 

Calendario


 

4.2.2. Otros gastos presupuestarios (Páginas 29 y 30)
 

a) Pagos a justificar

De acuerdo con los listados entregados al Tribunal, entre 2000 y 2002 se expidieron 414 órdenes de pagos a justificar por una cuantía total de 204.046€, no habiéndose utilizado esta forma de disposición de fondos en los años anteriores; no obstante, los listados eran incompletos ya que entre los pagos en firme analizados han aparecido 7 órdenes, por importe global de 395.700, 40 € con carácter de pagos “a justificar” que no figuran en las relaciones correspondientes.

Se seleccionaron 48 órdenes de pago a justificar  por importe global de 72. 853,84 €, que supone el 36% según las relaciones facilitadas, de cuyo análisis deben señalarse las siguientes anomalías:

1º. De carácter general:

a) En las Bases de Ejecución del Presupuesto (BEP) no se establece ningún límite cuantitativo para la emisión de órdenes a justificar.

 Asombroso. La ligereza con la que se ha dispuesto de los fondos públicos es para dejar atónito a cualquiera. Y como muy bien señala el Tribunal de Cuentas, los mecanismos de control que la ley establece, en el ayuntamiento de Villablino, han sido bordeados casi de forma permanente.

b) Ha sido habitual durante todo el período la expedición de nuevos libramientos a justificar a preceptores que mantenían cantidades pendientes de justificar, contrariamente a lo dispuesto en el art. 172.2 de la LHL (Ley de Haciendas Locales)

Traducido: todavía no he justificado en qué he gastado lo que me has dado la vez anterior, pero tienes que seguir dándome más. Ya lo justificaré. Y así una y otra vez. Lo dicho, en plan compadre.

c) La justificación de las órdenes de pago, en general, excedió el plazo de tres meses desde su libramiento o del límite del 30 de diciembre de cada ejercicio establecidos en la BEP nº 33.

Vamos, que nadie exigía ni controlaba nada.

d) Se ha utilizado indebidamente el sistema de pagos a justificar en libramientos de subvenciones, cuando lo procedente en estos casos hubiese sido emitir documentos en firme sujetos a justificación posterior de la utilización de los fondos por parte del preceptor.

O sea, te doy una subvención y me la justificas como quieras. Eso sí, procura que todo parezca legal. En resumen, que si te doy 100 y sólo te gastas 50, arréglatelas para justificar las 50 restantes. Eso es en suma lo que viene a decir el Tribunal de Cuentas.

2º. De carácter específico

a) No se han facilitado 3 documentos contables ni su correspondiente justificación por valor de 4.789,32 € y en otros 7 por importe de 9.271,44 € la documentación justificativa o no ha sido aportada o es insuficiente.

Decididamente, la chapuza en este ayuntamiento ha adquirido carta de naturaleza. Otros 14.060,76 € (2.339.513,60 pesetas) que andan por ahí bailando sin que se sepa muy bien cual ha sido su destino. Con un control tan riguroso del gasto no es extraño que la deuda haya alcanzado proporciones descomunales.

b) En 12 casos se justifican operaciones con facturas que presentan fecha anterior a la de la expedición de las órdenes.

Y por si fuera poco aquí tenemos esta perla. Primero se gasta lo que sea menester y después se justifica. Por eso la fecha de factura es anterior al libramiento de pago a justificar. Además de cometer una irregularidad lo hacen con la torpeza del incompetente.

c) En 2 órdenes se han utilizado pagos a justificar para realizar gastos de inversión.

Eso es lo que se llama tener una buena planificación. Naturalmente, como no se aprobaban los presupuestos, tampoco se consignaban partidas para inversiones. De ahí que se haya tenido que recurrir a estos enjuagues.

d) Se han expedido 4 órdenes de pago a justificar libradas a favor de proveedores del Ayuntamiento, en lugar de hacerse a favor de cargos electos o personal municipal, como disponen las BEP.

Más que un ayuntamiento esto parece un manicomio. Aquí hasta los proveedores ostentan las mismas competencias que los concejales o el personal municipal. Hemos de reconocer que nuestro ayuntamiento es uno de los más innovadores del país. Por lo menos tanto como el de Marbella. Lo que no deja de ser una referencia.

c) Reconocimientos extrajudiciales de créditos y demora en el pago a proveedores

Como se pone de manifiesto en el epígrafe 3 relativo a las Cuentas Generales, en el Ayuntamiento ha sido práctica habitual la realización de un elevado volumen de gasto que no quedaba registrado en la contabilidad y que, a 31 de diciembre de 2002, ascendía a 5.440.174,77 €, lo que de conformidad con el art. 154.5 de la LHL supone actos de disposición de fondos nulos de pleno derecho. Para paliar este tipo de situaciones irregulares, el art. 23.1 e) del TRRL establece la competencia del Pleno para autorizar la ampliación de créditos de un presupuesto al reconocimiento de obligaciones de ejercicios anteriores que se hubiesen comprometido sin la existencia del preceptivo crédito presupuestario. Sin embargo, a pesar del volumen de gasto señalado, en el período fiscalizado tan sólo se aprobaron dos expedientes de reconocimiento extrajudicial de crédito.

La aprobación de estos expedientes no justifica la excepción al criterio cronológico que debe guiar la tramitación de cualquier expediente, existiendo otras facturas pendientes de aplicación presupuestaria y de pago con entrada en el Ayuntamiento anterior a las que se incluyeron en estos reconocimientos, debiendo resaltarse que en la práctica totalidad de las facturas objeto de reconocimiento no consta siquiera su presentación en el Registro de entrada del Ayuntamiento.

De la cantidad pendiente de aplicación a presupuesto a 31 de diciembre de 2002, 4.318.078,49 € constituían obligaciones pendientes de pago a contratistas y suministradores. La demora en el pago de deudas-vencidas, líquidas y exigibles – determina el devengo de intereses de demora a su favor.

Quédense sólo con tres aspectos de esta demoledora constatación que hace el Tribunal de Cuentas.

1º) En el ayuntamiento de Villablino se ha venido realizando un disparatado volumen de gasto que no ha quedado registrado en la contabilidad. Y que a 31 de diciembre de 2002 ascendía a 5.440.174,77 € (más de 900 millones de pesetas). Y que la disposición de esos fondos ha sido nula de pleno derecho.

2º) Además, existe otro volumen de facturas pendientes de pago que no están incluidas en esta relación y ni siquiera han pasado por el Registro de entrada del ayuntamiento. Lo que significa que su reconocimiento tiene dudosa legalidad. Es decir, que de aplicarse rigurosamente la ley, muchos proveedores nunca cobrarían sus facturas.

3º) Que a las obligaciones pendientes de pago a contratistas y suministradores habrá que sumarles los intereses que hayan devengado durante todo este período. Es decir, que la mala gestión acabará costándole cara a las arcas municipales.

Se puede afirmar sin el menor temor a equivocarse que es difícil hacerlo peor. Este ayuntamiento ya ha tocado fondo. Sacarlo de ahí va a ser harina de otro costal. Lo que no les impide a los actuales gestores seguir fantaseando con proyectos disparatados. Siguen vendiendo humo con la misma ligereza que han administrado los recursos del ayuntamiento. Y la realidad es que todos los meses tienen enormes dificultades para hacer frente a la nómina del personal. No digamos ya asumir los gastos corrientes de un ayuntamiento de estas características.

Ahora muchos de nuestros lectores entenderán mejor las razones que le han llevado a la empresa suministradora de energía, a cortar el fluido eléctrico a las dependencias municipales. O a ese garajista a retener el vehículo de recogida de basuras. ¿Qué se puede esperar de unos gestores así? ¿Acaso se puede tener confianza en ellos para pilotar el futuro de Laciana? ¿No han cometido ya demasiados desastres?

Si tuvieran un mínimo de dignidad política,  deberían coger la puerta de salida sin necesidad de que nadie tuviera que mostrarles el camino. Pero se agarrarán al cargo como a un clavo ardiendo, porque esa es la naturaleza del incompetente. Ya lo dijo Peter: “El individuo tiende a elevarse hacia su máximo grado de incompetencia”


 

Pincha aquí para ver Informe Tribunal de Cuentas

 

 

 

Página Optimizada para la resolución de 1024x768 © Copyright 2005 Los Verdes Europeos
Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier contenido de esta web sin previa autorización